VILLANCICO: HACIA BELÉN VA UNA BURRA, RIN, RIN